CASA SIERRAMAR
PICASSENT, VALENCIA

UNA CASA MUY BLANCA

Bea y Richi volvieron de su verano en Ibiza con las imágenes blancas de un entorno paradisíaco, aristado y claro. Así fue como decidieron construir su vivienda, cuidando de obtener las características vividas.

Compraron una parcela rectangular y llana, donde propusieron levantar dos alturas que albergaran una amplia zona diáfana, comunitaria, lo más transparente posible y una primera planta que reuniera tres dormitorios y tres baños.

La planta baja se convirtió en una caja enteramente blanca, con uno de sus lados totalmente acristalado frente al jardín y la piscina. En la primera planta se instaló una amplia suite, con vistas y terraza. Los otros dos dormitorios previstos se construyeron gemelos, con baño, terraza y vistas a dos orientaciones, de manera que una de ellas fuera coincidente.

El resultado fue una vivienda mediterránea, recuerdo de una estancia en Ibiza.

OBRA NUEVA

Volver arriba