CEIP CARDENAL TARANCÓN
BURRIANA, CASTELLÓN

VERDE Y AGUAMARINA

Las tareas asignadas en este proyecto fueron diversas. Como apoyo a la dirección de obra presentamos diferentes opciones de mejora de distribución de espacios y creación de ambientes. Nos ocupamos además del diseño de la imagen general del colegio, huyendo de los colores básicos para los niños y de otros tantos tópicos.

En el volumen de destinado a los más pequeños creimos adecuado diferenciar las pequeñas aulas con colores suaves pero intensos, asignando a cada unidad un animal que facilitara su identificación.
 
Para el bloque de primaria y secundaria seleccionamos dos tonos de una gama similar, el verde y el aguamarina, combinados con dos intensidades de gris. En los espacios comunes se añadieron el blanco y el negro, y se incluyeron diferentes vinilos para destacar los usos de cada estancia.
 

La plaza de juegos se rediseñó por completo, zonificando el gran espacio de que se disponía en áreas de juego diferenciadas. Se propusieron bandas de baldosas en tonos grises y se intercalaron líneas de arbolado y sombraje.
Para el acceso se detalló un macetero con un borde de gran anchura que sirviera de banco de espera y descanso.

La fachada principal decidó pintarse en un tono oscuro donde el nombre del colegio, en letras corpóreas blancas, destacara sobre él.

DIRECCIÓN / REDISTRIBUCIÓN / GRÁFICO /  VINILOS / FOTOGRAFÍA

Volver arriba